Paisajes del Olivar Andaluz | El Olivo como Símbolo de Paz, de Origen Cristiano
25
post-template-default,single,single-post,postid-25,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,hide_inital_sticky,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

El Olivo como Símbolo de Paz, de Origen Cristiano

La Biblia recoge dentro de su libro del Génesis, el relato bíblico del Diluvio Universal.

 

Según este, Dios al principio de los tiempos desató su ira contra la maldad y el egoísmo de los hombres en la tierra mediante una diluvio que duraría meses, antes de ello, avisó a Noé para que él y su familia -los únicos que mostraba fidelidad- pudieran construir un arca y meter una pareja de todos los animales para que sobrevivieran las especies. Después de cuarenta días, Noé sobre su arca en mitad de la inundación, decidió soltar una paloma para ver si las aguas habían bajado. Pasados siete días, la palomo volvió con una rama de olivo en su pico, significando el fin del diluvio, el fin de la ira de Dios contra los hombres. La rama de olivo fue una muestra de Dios para la paz con los hombres. A partir de esta parábola, la cultura occidental -muy influenciada por el cristianismo- empezaría a utilizar la paloma con la rama de olivo como símbolo de paz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Radio Jaén

ACEPTAR
Aviso de cookies